© 2022 Kansas City Public Radio
NPR in Kansas City
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Cada año sólo la mitad de los homicidios de Kansas City se resuelven

Assan-72.jpg
Peggy Lowe
/
KCUR 89.3
Haji Williams se arrodilla junto al monumento que construyó en el parque Seven Oaks para recordar a su hijo, Asaan Williams, de 18 años, que murió allí el 13 de marzo del 2015 de un disparo .

El 25 de abril, un año después de que fuera asesinada a tiros, KCUR recuerda a la reportera Aviva Okeson-Haberman. Como en muchos casos de homicidio en Kansas City, nadie ha sido acusado de su muerte.

Read this story in English.

Unas cuantas veces a la semana Haji Williams visita el parque de Seven Oaks para cuidar el monumento a su hijo, manteniendo fresco el pequeño círculo hecho de concreto, cortando la hierba, retirando la basura y manteniendo alejados a los perros callejeros.

En marzo del 2015, Williams plantó un marcador provisional con una foto de su hijo, Asaan, de 18 años. La foto se desvaneció, así que la sustituyó por una cruz de madera, pero ésta también se estropeó con el tiempo. Así que la cruz es ahora de acero, la foto de su hijo no se desvanece y sus recuerdos siguen vivos.

"Esto no desaparece", dijo Williams. "No pasa un día, ni pasan momentos en el día, sin pensar en lo que le pasó a mi hijo, que alguien le dispara varias veces en el viernes 13 del 2015 a plena luz del día".

Assan-7.jpg
Carlos Moreno
/
KCUR 89.3
Asaan Williams, cuyo asesinato sigue sin resolverse más de siete años después de que recibiera un disparo mortal.

El asesinato del hijo de Williams desde hace más de siete años es sólo uno de docenas que se añaden cada año a la lista de homicidios de Kansas City que no se esclarecen, lo que significa que una investigación no da lugar a una detención o a cargos penales. Sólo la mitad de los homicidios que se producen cada año son resueltos por el Departamento de Policía de Kansas City, lo que coincide aproximadamente con el promedio nacional.

El año pasado, sólo 75 de los 157 homicidios en Kansas City, o alrededor del 48%, resultaron en cargos penales contra un acusado. Eso es típico: en el año 2020, con un récord de 182 homicidios, 91 casos fueron aclarados, o el 50%. En el año 2020 los homicidios se dispararon a nivel nacional, lo que los criminólogos culpan en parte a la pandemia del COVID-19.

El asesinato de la reportera de KCUR

Una de las víctimas de homicidio del año 2021 fue Aviva Okeson-Haberman, una reportera de KCUR que fue herida mortalmente el 22 de abril del 2021, cuando una bala atravesó la ventana de su apartamento, cerca de la calle 27 Este y el Bulevar Benton. Fue encontrada al día siguiente y murió el 25 de abril del 2021 en el Truman Medical Centers,lo que ahora es el University Health.

El asesinato de Okeson-Haberman no ha sido aclarado y no se han presentado cargos, a pesar de que al menos una persona se vino a KCUR con información sobre el tiroteo. El capitán Everett Babcock, jefe de la unidad de homicidios de KCPD, dijo que el caso de Okeson-Haberman sigue siendo investigado.

"Tienen algunas pistas en la investigación, pero no lo suficientes como para decir, 'Ésta es la correcta'", dijo Babcock. "Tienen algunas que están siguiendo y que parecen prometedoras, pero mañana todo podría cambiar ".

aoh.jpg
Jakub Mosur
/
Jakub Mosur Photography
Aviva Okeson-Haberman, reportera de KCUR que fue baleada en su departamento de Kansas City el 22 de abril del 2021. Su asesinato sigue sin resolverse.

La persona que se presentó a dar datos es Sadi, una mujer que KCUR está identificando sólo por su nombre de pila porque ha sido víctima de la violencia doméstica. Sadi vivía al otro lado del pasillo del departamento de Okeson-Haberman en el primer piso del edificio de departamentos en el barrio de Santa Fe. El año pasado ella se reunió con KCUR poco después de la muerte de Okeson-Haberman, diciendo que ella creía que su ex novio agresivo era responsable de los disparos.

Sadi dijo que su ex-novio, que estaba en una cárcel local en el momento después de haber sido detenido por golpear a Sadi, manipuló a una de sus ex-novias para acosar a Sadi. Esa ex novia supuestamente llamó a Sadi a última hora del 22 de abril y dijo, "me preguntó si todavía estaba respirando".

Sadi cree que la ex novia disparó al apartamento de Okeson-Haberman, confundiéndose con el suyo.

Sadi dijo, "esa bala era para mí".

Sadi se escondió rápidamente y ahora vive fuera del estado. El ex novio permanece en una cárcel local y la ex novia no ha sido detenida. Sadi dijo que vino a confesar porque "siento que Aviva no se merecía lo que le pasó".

Sadi dijo, "estoy al lado de ella. Todo esto fue por un incidente que ocurrió sobre personas que yo conocía. La única persona a la que tenían intención de disparar era a mí. Así que me siento realmente responsable de ayudarla a recibir la justicia que necesita. Porque eso es lo que ella se merece".

Desafíos para las familias

El asesinato de Asaan Williams, que ocurrió a sólo dos millas del departamento de Okeson-Haberman, se encuentra en el mismo tipo de limbo legal. La policía de Kansas City dijo que no hay novedades en la investigación.

Damon Daniels como presidente del Grupo Ad Hoc contra el Crimen, se encuentra a menudo lidiando con las expectativas de las familias de las víctimas por asesinato. Dijo, la gente a menudo no entiende que la policía necesita más de un testigo en un caso de homicidio ni que las pruebas sean destruidas. Las familias de las víctimas suelen pensar que las pistas deben conducir directamente a la presentación de cargos.

Daniels dijo, "es importante que los detectives tengan esa información, pero no es suficiente para que vayan y hagan una detención. Si no tienen nombres, no tienen un testigo. Es muy poco lo que pueden hacer. Y así, causa mucha frustración en tratar de explicar eso a las familias que están escuchando los relatos de lo sucedido ".

Daniels dijo que aún es más difícil, cuando la gente a veces tiene que ver en público a la persona que creen que mató a su amigo o familiar en público.

Dijo, "cuando uno piensa en el hecho de que tenemos un promedio del 50% de margen y eso es este año, y el año pasado, y el anterior, que el 50% de los homicidios que ocurren cada año están sin resolver, eso significa que hay tantas personas que todavía están caminando por nuestras calles que han cometido asesinatos ".

No solo se trata de números

Haji Williams dijo que nunca dejará de trabajar para resolver el caso de su hijo. Desde el principio, Williams y otros, incluyendo el Grupo Ad Hoc contra el Crimen y Madres a Cargo de Rosilyn Temple, recorrieron el barrio y hablaron con posibles testigos.

Pero nadie puede decirle a Williams por qué su hijo fue a Seven Oaks Park el 13 de marzo del 2015, con quién se reunió o por qué alguien le habría disparado y matado. Williams ha elaborado una cronología de las últimas horas de su hijo: Esa tarde estuvo en casa de su madre, su novia lo recogió y lo llevó a casa de otro amigo y Asaan cuando se fue estaba muy enojado .

Pero ahí es donde el tiempo se para. Según Williams, nadie ha dicho cómo llegó Asaan al parque ni por qué fue allí, lo que puede ser la clave para desentrañar el misterio de su muerte.

"He hablado con un par de sus supuestos amigos íntimos y todavía hay un periodo en el que no se sabe nada. Para mí no tiene sentido", dijo Williams. "Así que recostado, mirándolo, no sé lo que tramaban, pero mi interior me dice: 'Estaban involucrados en ello, pero no puedo probarlo'".

A man wearing blue coveralls uses a weed trimmer to cut grass away from a cross embedded in the ground surrounded by a small bed of rocks enclosed with brick.
Carlos Moreno
/
KCUR 89.3
Haji Williams limpia la maleza alrededor de la placa conmemorativa que creó para su hijo, Asaan.

Williams había estado preocupado por su hijo, que asistía a la escuela East High School. Williams estaba pensando en enviarlo a la escuela militar y lo había estado monitoreando de cerca, llamándolo y enviándole mensajes de texto a menudo, incluso el 13 de marzo del 2015. Pero Asaan no respondió la llamada de su padre.

William dijo, "lo más duro de esto es que mi hijo murió solo".

Dijo Williams que resolver el asesinato de Asaan y esclarecer el caso lo ayudaría, en una pequeña medida, a lidiar con su dolor. Cree que la policía está esperando a que alguien aparezca y confiese o delate a otra persona, en lugar de hacer el trabajo necesario para resolver el caso.

"Simplemente creo que esa es la forma en que la policía de Kansas City está manejando los casos de asesinato", dijo Williams. "No vamos a poner demasiado trabajo. Ahora bien, ¿podría ser porque hay tantos asesinatos aquí que no tenemos tiempo para dedicarnos a un solo caso? Eso podría ser cierto".

Babcock, del KCPD, dice que presta atención al índice de casos resueltos y sabe que la gente de su unidad -24 detectives de homicidios de tiempo completo, ocho detectives de casos sin resolver y cinco sargentos- están trabajando en las investigaciones. Pero dice que los detalles de los casos se pierden en la cobertura de los medios acerca de las estadísticas en los casos resueltos.

Babcock dijo, "tenemos que ser responsables de la calidad de nuestro trabajo. Pero si nos dejamos llevar por el índice de casos resueltos, que es lo que hacemos todos los años, es este número. Todo el mundo sigue hablando de un número pero no están hablando de las personas".

“Otro asesinato, es solo otro asesinato”

La otra contribución de Haji Williams al parque de Seven Oaks es una cámara situada en lo alto de un poste que vigila el parque. Le gustaría que hubiera estado una cámara ahí el día que mataron a su hijo, pero la cámara ahora lleva el nombre de su hijo: "En honor a Asaan Williams".

Williams dice, "vengo a este parque y, tal vez un día, alguien se acerque a mí y me diga: 'Oye, esto es lo que tengo que decirte. Y esa es parte de la razón por la que mantengo viva su memoria".

Williams visita el parque mucho más a menudo que la tumba de su hijo; dice que aquí se siente más cerca de Asaan. Ahora que conoce el dolor que puede provocar un homicidio sin resolver, dice que le preocupan todos los demás homicidios sin resolver en Kansas City.

"Estamos en el año 2022. Esto ocurrió en el 2015. ¿Cuántos otros asesinatos ocurrieron desde que mi hijo se fue? Un montón de ellos", dijo. "Todos los días se oye hablar de 'Es otro asesinato, otro asesinato'. Nunca quise que su caso fuera así. Por eso hago lo que hago".

Dab Margolies contribuyó a este reportaje.

I’m a veteran investigative reporter who came up through newspapers and moved to public media. I want to give people a better understanding of the criminal justice system by focusing on its deeper issues, like institutional racism, the poverty-to-prison pipeline and police accountability. Today this beat is much different from how reporters worked it in the past. I’m telling stories about people who are building significant civil rights movements and redefining public safety. Email me at lowep@kcur.org.
KCUR serves the Kansas City region with breaking news and powerful storytelling.
Your donation helps make nonprofit journalism available for everyone.